sábado, 24 de abril de 2010

DISEÑOS DE LA INVESTIGACION A DISCUTIR DURANTE EL SEMESTRE

El diseño de investigación es el plan de acción. Indica la secuencia de los pasos a seguir. Permite al investigador precisar los detalles de la tarea de investigación y establecer las estrategias a seguir para obtener resultados positivos, además de definir la forma de encontrar las respuestas a las interrogantes que inducen al estudio.

El diseño de investigación se plasma en un documento con características especiales, lenguaje científico, ubicación temporal, lineamientos globales y provisión de recursos.

El problema de investigación y el marco Teórico le dan al investigador una visión clara del nivel de complejidad o profundidad que se requiere respecto de los resultados buscados. Si se trata de reunir información variada frente a un problema del que no se tienen ningún antecedente, desconociéndose todo respecto del mismo, es probable que lo aconsejable sea una investigación del tipo llamada “Exploratoria”. Si se busca reunir datos más precisos, cuantificaciones con determinación clara de sus porcentajes y comparable entre sí, tenemos la investigación “Descriptiva”. Aun es posible ir más lejos en el nivel de complejidad buscando establecer si dos o más variables se correlacionan entre si o no. Como sería si queremos saber –un tema muy popular-- si el nivel de ingresos familiares y la escolaridad de los padres tiene relación o no (se correlacionan) con el rendimiento académico de los niños. Por último podemos ir aun más profundo, investigando las causas mismas de cada uno de los factores ocasionan un fenómeno, estableciendo incluso una escala de importancia en los factores causantes del fenómeno investigado, estas son las investigaciones “explicativas” y son las más complejas de todas.

DISEÑOS CON PARADIGMAS CUANTITATIVOS
1.- La Investigación exploratoria.

No intenta dar explicación respecto del problema, sino sólo recoger e identificar antecedentes generales, números y cuantificaciones, temas y tópicos respecto del problema investigado, sugerencias de aspectos relacionados que deberían examinarse en profundidad en futuras investigaciones. Su objetivo es documentar ciertas experiencias, examinar temas o problemas poco estudiados o que no han sido abordadas antes. Por lo general investigan tendencias, identifican relaciones potenciales entre variables y establecen el “tono” de investigaciones posteriores más rigurosas.

Se efectúan, normalmente, cuando el objetivo es examinar un tema o problema de investigación poco estudiado o que no ha sido abordado antes. Cuando la revisión de la literatura reveló que únicamente hay guías no investigadas e ideas vagamente relacionadas con el programa de estudio. Los estudios exploratorios son como cuando viajamos a un lugar que no conocemos, del cual no hemos visto ningún documental ni leído algún libro (a pesar de que hemos buscado información al respecto), sino simplemente alguien nos ha hecho un breve comentario sobre el lugar. Al llegar no sabemos que atracciones visitar, a que museos ir, en que lugares se come sabroso, como es la gente; desconocemos mucho del sitio. Lo primero que hacemos es explorar: preguntar sobre qué hacer y a donde ir al taxista o al chofer del autobús que nos llevará al hotel donde nos instalaremos, en la recepción . al camarero del bar del hotel y en fin a cuanta persona veamos amigable. Los estudios exploratorios nos sirven para aumentar el grado de familiaridad con fenómenos relativamente desconocidos, obtener información sobre la posibilidad de llevar a cabo una investigación más completa sobre un contexto particular de la vida real, investigar problemas de comportamiento humano que consideren cruciales los profesionales de determinada área, identificar conceptos o variables promisorias, establecen prioridades para investigaciones posteriores o sugerir afirmaciones (postulados) verificables. Esta clase de estudios son comunes en la investigación del comportamiento, sobre todo en situaciones donde hay poca información. Los estudios exploratorios en pocas ocasiones constituyen un fin en si mismos, por lo general determinan tendencias, identifican relaciones potenciales entre variables y establecen el "tono" de investigaciones posteriores más rigurosas. Se caracterizan por ser más flexibles en su metodología en comparación con los estudios descriptivos o explicativos, y son más amplios y dispersos. Asimismo, implican un mayor "riesgo" y requieren gran paciencia, serenidad y receptividad por parte del investigador. Extracto de Hernández et al. METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN.

Los estudios exploratorios se efectúan, dicen unos populares autores, cuando el objetivo es examinar un tema o problema de investigación poco estudiado o que no ha sido abordado antes. Por lo tanto, como investigación de campo es poco relevante y no se la considera seriamente como investigación científica o académica. Aunque hay otros campos que pueden requerirla: periodismo, trabajo social, planificación social, etc.

Sirven para aumentar el grado de familiaridad con fenómenos relativamente desconocidos. Por ejemplo un equipo de investigación que se está introduciendo en un campo completamente nuevo, requeriría de una investigación exploratoria preliminar. Puede ser el caso de un equipo multidiciplinario que quisiera investigar las creencias (mágicas) populares existentes alrededor de la maternidad, el nacimiento y la crianza y sus efectos culturales. Usualmente, el primer paso que se da es el de la investigación bibliográfica, para después usar todos los tipos o metodologías de investigación que se consideren adecuados pero que proporcionen un resultado en un plazo breve con un grado de confiabilidad y certeza.

También para la redacción de proyectos sociales, a menudo se necesita realizar rápidamente investigaciones exploratorias como diagnóstico del proyecto.

Por lo que la necesidad de una investigación exploratoria surge cuando se necesita:

Obtener información sobre la posibilidad de llevar a cabo una investigación más completa sobre un contexto particular de la vida real.[3] Por lo que este tipo de estudio pretende generar datos e hipótesis que constituyen la materia prima para investigaciones más precisas (p 215).

Investigar comportamientos que se consideran cruciales.

Identificar conceptos o variables promisorias.

Establecer prioridades para investigaciones futuras.

Sugerir afirmaciones (postulados) verificables.

No hay un campo metodológico desarrollado para las investigaciones exploratorias. En general, este tipo de investigaciones se caracterizan por la gran flexibilidad que ofrecen en su metodología, ya que ésta puede ser cuantitativa, cualitativa o histórica, según sean las necesidades que lleva a realizar una infestación de este tipo. Por ejemplo, un proceso de investigación para un diagnóstico comunal que termine en una carpeta de pre proyectos de desarrollo local, al gusto de Municipalidades de comunas pequeñas, con seguridad requeriría una investigación diagnóstica exploratoria que incluya a las tres clases de estilos de investigación: cuantitativa, cualitativa e histórica.

Un estilo que puede ser útil, es el cualitativo, representado por al Observación Participante (de breve duración) como método. Al respecto Blalock dice que la Observación Participante es un “enfoque” exploratorio que sirve para la formulación de nuevos conceptos, medidas e hipótesis preliminares. Con este método de investigación, el investigador debe sumergirse en los datos, aprender de ellos todo lo que pueda, desde la mayor cantidad de perspectivas posibles y extraer información muy general en lugar de datos limitados a un ámbito reducido. A través de este método es posible “acumular ideas sobre distintos estatuces, formas de comunicación, modos de vivir”, líderes, costumbres, valores, actividades y actitudes colectivas.

“En general, agrega Blalock, las técnicas de Observación Participante son muy útiles en lo que atañe a proporcionar ideas y pistas iniciales que puedan conducir a formulaciones más cuidadosas del problema uy de las hipótesis explícitas (p.55) pero, agrega, la investigación exploratoria (debe pasar) a enfoques más sistemáticos y estandarizados”.

EN RESUMEN: El estudio exploratorio:

1. Sirve para determinar y precisar campos de información poco conocidos al iniciar una investigación; puede tener utilidad inmediata para recoger información para proyectos.

2. Averiguar sobre grupos humanos:

¿De dónde viene? (Historia)

¿quienes son y cómo son? (Observación Participante o Relevante)

¿cuántos son? (Investigaciones cuantitativas, estadísticas, bibliográficas)

¿cuántos hay? (Id.)

¿Dónde obtengo la información? (investigación bibliográfica y de fuentes)

Un ejemplo de investigación exploratoria es obtener los antecedentes de una comuna para realizar un diagnóstico socioeconómico de la comuna.


2.- La investigación descriptiva.

Describe situaciones o eventos.

Especifica propiedades o cualquier otro fenómeno que sea sometido a análisis.

mide o evalúa diversos aspectos, dimensiones o componentes del fenómeno a investigar. (desde el punto de vista científico describir es medir).

Es decir, en el estudio descriptivo se selecciona una serie de cuestiones y se mide cada una de ellas independientemente, para así, y valga la redundancia, describir lo que se investiga.

Los conceptos a medir se convertirán en variables.

(Pero no investiga cómo se relacionan las variables medidas).

Los estudios descriptivos buscan especificar las propiedades importantes de personas, grupos, comunidades o cualquier otro fenómeno que sea sometido a análisis. Miden o evalúan diversos aspectos, dimensiones o componentes del fenómeno o fenómenos a investigar. Desde el punto de vista científico, describir es medir. Esto es, en un estudio descriptivo se selecciona una serie de ecuaciones y se mide cada una de ellas independientemente, para así describir lo que se investiga. Algunos ejemplos de este tipo de estudios es cuando un estudio nos indicará - entre otros aspectos - cuantas personas asisten a psicoterapia en una comunidad específica, a que clase de psicoterapia, si son hombre o mujeres. Asimismo la información sobre el número de fumadores en una determinada población, el número de divorcios anuales en una población específica, el número de pacientes que atiende un hospital, el índice de productividad de una fabrica, la actitud de un grupo de jóvenes acerca del aborto etc estos ejemplos de información descriptiva tienen el propósito de dar un panorama lo más preciso posible del fenómeno al que se hace referencia. Es necesario referir que los estudios descriptivos miden de manera más bien independiente los conceptos o variables con los que tienen que ver; aunque pueden integrar las mediciones de cada una de dichas variables para decir como es y se manifiesta el fenómeno de interés, su objetivo no es indicar como se relacionan las variables medidas. Por ejemplo, un investigador organizacional puede pretender describir varias empresas industriales en términos de su complejidad, tecnología, tamaño, centralización y capacidad de innovación. Entonces las mide en dichas variables y así puede describirlas en los términos deseados. A través de sus resultados, describirá que tan automatizadas están las empresas medidas (tecnología), cuanta es la diferenciación horizontal (subdirección de las tareas), vertical (número de niveles jerárquicos) y espacial (número de centros de trabajo y el número de metas presentes en las empresas, etc.); cuanta libertad en la toma de decisiones tienen los distintos niveles y cuántos tienen acceso a la toma de decisiones etc. Sin embargo, el investigador no pretende analizar por medio de su estudio si las empresas con tecnología más automatizada son aquellas que tienden a ser más complejas o no, ni decirnos si la capacidad de innovación es mayor en las empresas menos centralizadas. Así como los estudios exploratorios se interesan fundamentalmente en descubrir, los descriptivos se centran en medir con la mayor precisión posible. En esta clase de estudios el investigador debe ser capaz de definir que se va a medir y como se va a lograr precisión en esa medición. Asimismo, debe ser capaz de especificar quién o quienes tienen que incluirse en la medición. La investigación descriptiva, en comparación con la naturaleza poco estructurada de los estudios exploratorios, requiere considerable conocimiento del área que se investiga para formular las preguntas específicas que busca responder. La descripción puede ser más o menos profunda, pero en cualquier caso se basa en la medición de uno o más atributos del fenómeno descrito. Extracto de Hernández et al. METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN.

Para Blalock, ya citado, los estudios descriptivos están constituidos por encuenstas por muestreo. Estas “permiten condensar o sintetizar datos de modod que puedan ser descritos en términos de un pequeño número de medidas sumarias, como los porcentajes, medidas. desviaciones estándar y diversos tipos de coeficientes de correlación que indican en qué grado están asociadas dos variables... (lo mismo que) cuadros que presentan correlaciones peculiares... pueden pedir a gritos una explicación perspicaz”

EN RESUMEN:

Los estudios descriptivos se usan cuando se ha escogido un concepto (variable) o ítem y deben explorarse sus cualidades o variables internas

Permiten averiguar:

¿cuánto (o cuánto) son (es) exactamente?

¿cómo se subdividen?

¿cuántos son afectados? (por las variables)

¿cuánto consumen, gastan, usan, ocupan?

¿cuánto necesitan? etc.


Ejemplo de proceso de investigación Exploratoria-Descriptiva.

Investigación exploratoria:

Educación prebásica, básica y media, según sea municipalizada, subvencionada o particular, Ed. superior (carreras, de la región, de otras regiones), Nº de establecimientos, Cobertura (% total de niños en edad escolar) Rural: Uni, Bi y Polidocente; Urbano y Rural; ingresados- egresados por año; m2 por alumnos; Nº de alumnos por profesor. etc.

Relación de nacimientos por años, versus años en que deberían estar en la escuela, da el número de usuarios escolares potenciales.

Investigación descriptiva. El grupo de alumnos extrae de los resultados de la investigación anterior, conceptos, variables o ítems que a su juicio deben ser profundizados en cuanto a sus calidades o variables internas, como corresponde a una investigación descriptiva.

Seguirá después la hipótesis

estudios relacionales (cómo se relaciona las variables)

estudios explicativos (cómo y Cuántos se afectan mutuamente las variables).

“Cuando un autor habla de las variables que utiliza, es probable que el lector no advierta la enorme cantidad de trabajo preliminar que debió realizar para elaborar la medida”.

DISEÑOS CON PARADIGMAS CUALITATIVOS

1.- La investigacion etnográfica

La etnografía, también conocida como investigación etnográfica o investigación cualitativa, constituye un método de investigación útil en la identificación, análisis y solución de múltiples problemas de la educación. Con este enfoque pedagógico surge en la década del 70, en países como Gran Bretaña, Estados Unidos y Australia, y se generaliza en toda América Latina, con el objetivo de mejorar la calidad de la educación, estudiar y resolver los diferentes problemas que la afectan. Este método cambia la concepción positivista e incorpora el análisis de aspectos cualitativos dados por los comportamientos de los individuos, de sus relaciones sociales y de las interacciones con el contexto en que se desarrollan.

La etnografía es un término que se deriva de la antropología, puede considerarse también como un método de trabajo de ésta; se traduce etimológicamente como estudio de las etnias y significa el análisis del modo de vida de una raza o grupo de individuos, mediante la observación y descripción de lo que la gente hace, cómo se comportan y cómo interactúan entre sí, para describir sus creencias, valores, motivaciones, perspectivas y cómo éstos pueden variar en diferentes momentos y circunstancias; podríamos decir que describe las múltiples formas de vida de los seres humanos.

"La vida en grupo puede tener ciertas propiedades constantes ?que por supuesto, es importante descubrir?, pero también es un flujo, un proceso con oscilaciones, ambigüedades e incongruencias. Nuestra tendencia instintiva es la de tratar de resolver esas ambigüedades y esas incongruencias cuando nos cruzamos con ellas, pero verdaderamente constituyen la materia de la vida, que más bien hay que comprender, resolver y por ende eliminar."

Para hacer etnografía es necesario adentrarse en el grupo, aprender su lenguaje y costumbres, para hacer adecuadas interpretaciones de los sucesos, si se tienen en cuenta sus significados; no se trata de hacer una fotografía con los detalles externos, hay que ir más atrás y analizar los puntos de vista de los sujetos y las condiciones histórico-sociales en que se dan.

Es por eso que el etnógrafo tiene que insertarse en la vida del grupo y convivir con sus miembros por un tiempo prolongado, pues ante todo tiene la necesidad de ser aceptado en el grupo, después aprender su cultura, comprenderla y describir lo que sucede, las circunstancias en que suceden mediante el uso del mismo lenguaje de los participantes.

Dice Peter Good que los etnógrafos tienen mucho en común con los novelistas, los historiadores sociales, los periodistas y los productores de programas documentales de TV, pues dan muestra de extraordinaria habilidad etnográfica en la agudeza de sus observaciones, la fineza de su oído, la sensibilidad emocional, la penetración a través de las diferentes capas de la realidad, la capacidad de meterse debajo de la piel de sus personajes, sin pérdida alguna de capacidad para valorarlos objetivamente. Es una mezcla de arte y ciencia, en la que el autor inserta también la educación. No se trata de escribir una obra de ficción, pues constituye un método de la ciencia posible de ser validado íntegramente y en cada uno de los procedimientos y análisis que se hagan, aunque va a estar determinado por el estilo del investigador, "del narrador", de su "sensibilidad" y de la comprensión, propiedades o atributos esenciales artísticos para algunos, pero también son habilidades que pueden ser adquiridas en la práctica del método.

La Etnografía como modalidad de investigación utiliza múltiples métodos y estrategias. El diseño etnográfico supone una amplia combinación de técnicas y recursos metodológicos; sin embargo, suelen poner mayor énfasis en las estrategias interactivas: la observación participante, las entrevistas formales e informales, los instrumentos diseñados por el investigador y el análisis de toda clase de documento.

1.- la observación participante: el investigador etnográfico combina la observación con la participación, observa las pautas de conductas y participa en la cultura que está siendo observada, en algunas investigaciones el rol varía puede que el investigador sea observador y en otras participante. “La observación participante ha sido siempre el método central de los etnógrafos. A menudo la complementan con otras fuentes, en especial con entrevistas informales”

2.- La Entrevista Informal: Es otra técnica utilizada por los etnógrafos en el trabajo de campo. Según Woods 1987 dice que: “Su objetivo es mantener a los participantes hablando de cosas de su interés y cubrir aspectos de importancia para la investigación en la manera que permita a los participantes usar sus propios conceptos y también términos”.


3.- Materiales Escritos (Documentos): estos constituyen de gran importancia en la investigación, los que más se usan son los documentos oficiales, los personales y los cuestionarios.

Según Patton (1987) señala las siguientes orientaciones:

Ser descriptivo al tomar las notas de Campo.

Hacer acopio de gran variedad de información procedente de distintas perspectivas.

Triangular y efectuar validaciones cruzadas recogiendo diferentes tipos de datos, a través de observaciones, entrevistas, documentos, archivos y fotografías.

Utilizar citas y relatos literales en el lenguaje empleado por los participantes.

Seleccionar con cuidado los informantes clave y tener en cuenta que sus perspectivas son limitadas.

Ser consistente de las diferentes etapas del trabajo de campo:

•Ganarse la confianza y buscar el rapport en la fase de acceso. Recordar que el observador también está siendo observado.

•Estar alerta y disciplinado durante la fase rutinaria intermedia durante la recogida de datos.

•Centrarse en la elaboración de una síntesis útil a medida que se acerca el fin del trabajo de campo.

•Ser disciplinario y concienzudo durante la toma de las notas de campo durante todas las fases de la investigación.

Implicarse tanto como sea posible en la realidad educativa a evaluar mientras se mantiene una perspectiva analítica basada en el propósito del trabajo de campo: evaluar.

Diferenciar claramente descripciones, interpretaciones (propias y ajenas) y juicios de valor (propios y ajenos).

Aportar un feedback formativo como una parte del proceso de verificación del trabajo de campo. Regular el feedback cuidadosamente. Observar su impacto.

En las notas de campo y en el informe de la evaluación incluir experiencias, pensamientos e impresiones propias. Esta información también constituye los datos de campo.

2.- La investigación Historia de Vida


Con las historias de vida y los materiales biográficos en general se
investiga de muy diversas maneras. La menos “biográfica” de las maneras es la
de aquellos que se sirven de los datos biográficos para completar
investigaciones de tipo cuantitativo basadas en encuestas o sondeos con base
estadística. La historia de vida, así, se convierte en un adorno no necesario ni
de primera importancia puesto ahí, como dice Ferrarotti (1981, p. 39) “para
edulcorar los rigores de las medidas cuantitativas exactas”.
Otros se sirven de las historias de vida para ilustrar con ejemplos
cualitativos y como corroboración anecdótica lo que se ha investigado por otras
vías.
En otros casos, las historias o los relatos de vida son tomados como fuente
de datos y utilizados para encontrar en ellos lo que se busca más allá de ellos.
Es el caso, por ejemplo, de Daniel Bertaux en la investigación ya citada sobre
el paso de la panadería artesanal a la industrial en Francia. ¿Dónde encontrar
este proceso? El proceso está en vivo en aquellos que lo han vivido y en el
transcurso de la historia que han vivido, esto es, en los panaderos que vivieron
el proceso y en el proceso tal como lo vivieron. Habrá que buscarlo en la vida
de los panaderos, en su historia de vida. Pero no en toda ella sino en ese
tiempo que corresponde al proceso mismo. Bertaux se servirá, por tanto, de
relatos de vida más que de historias de vida.
En cualquiera de estos casos, la historia de vida es utilizada ya sea como
técnica, como instrumento para otra cosa o, es su uso en Bertaux, como el
método de acceso a la realidad social. En cualquier caso, se reduce a la
función de auxiliar.
¿Puede pensarse en una investigación en la cual la historia de vida no sea
utilizada para otra cosa más allá de ella misma? ¿Una investigación en la cual
la historia de vida sea lo que se ha de investigar?
Centrarse en la historia de vida como en el qué de la investigación y no
como en un instrumento de ningún tipo para otra cosa, es la posición más
actual al respecto. Esta es la manera mejor para aprovechar toda su
potencialidad heurística.
No quiere ello decir que los otros usos sean científicamente “ilícitos” sino
que se quedan cortos y reducen a segundo plano lo que debe y puede ocupar
el primero.
¿Qué fundamento se puede aducir para sostener una investigación
centrada en la historia misma? En palabras de Ferrarotti (1981, p. 4), “la
historia de vida es la contracción de lo social en lo individual, de lo nomotético
en lo idiográfico”. Siendo esto así, en la vida de cada cual está toda su
sociedad vivida subjetivamente, que es la única manera de ser vivida que una
sociedad tiene, pues una sociedad existe en sus miembros o no existe en
absoluto.
Una historia de vida es una práctica de vida, una praxis de vida en la que
las relaciones sociales del mundo en que esa praxis se da son internalizadas y
personalizadas, hechas idiografía. Esto es lo que justifica poder leer o descubrir
toda una sociedad en una historia de vida. De nuevo, en términos de Ferrarotti,
“todo acto individual es una totalización de un sistema social” (1981, p. 45).
Más claramente, en otro pasaje del mismo autor: “El acto como síntesis activa
de un sistema social, la historia individual como historia social totalizada por
una praxis: estas dos proposiciones implican un camino heurístico que ve lo
universal a través de lo singular, que busca lo objetivo sobre lo subjetivo, que
descubre lo general a través de lo particular. A nuestro parecer, esto invalida la
validez universal de la proposición aristotélica: «No existe ciencia que no sea
ciencia de lo general». No. Puede existir la ciencia de lo particular y de lo
subjetivo y tal ciencia llega por otras vías –vías en apariencia muchas veces
paradógicas– a un conocimiento de lo general” (1981, p. 47).

las historias de vida se pueden “usar” como técnica o
como método, para confirmar, ampliar, ilustrar, etc., una determinada
investigación. El cómo dependerá de cada caso.
Cuando el centro de atención se dirige a los datos, los procedimientos
seguirán alguna de las muchas formas cualitativas del análisis de datos con
instrumentos tomados de la etnometodología, del análisis de discurso, de la
contrastación de experiencias, etc.

Algunos autores, como O. Lewis, presentan las historias directamente, bajo
el supuesto de que “los hechos hablan por sí mismos”, lo cual no impide que
luego los hagan hablar editándolos según el criterio del investigador y
deduciendo de ellos o confirmando con ellos determinadas teorías como la
“cultura de la pobreza” del mismo Lewis.
En ninguno de estos casos, las historias de vida son tomadas como forma
epistemológicamente autónoma de producir conocimientos.
Cuando el centro es la historia misma en sus significados estructurales, los
recursos para el estudio, el análisis y, por ende, la producción de
conocimientos, no pueden prescindir de una aproximación hermenéutica a la
realidad. La hermenéutica, como práctica de comprensión, interpretación y
aplicación, es el modo general de investigar. Dentro de este marco, se podrá
recurrir a y enfatizar un procedimiento sobre los otros o se podrán poner en
ejercicio varios de ellos. Así, alguien trabajará la hermenéutica desde una
postura fenomenológica, otro podrá servirse de un análisis hermenéutico de
discurso o podrá, como quien esto escribe, plantearse una metódica más que
un método, esto es, una posición de apertura a toda posibilidad y práctica de
método según la comprensión hermenéutica de la historia lo demande.

3.- La investigación Acción Participativa

La meta última de la investigación-acción participativa (IAP en adelante) es conocer para transformar; siempre se actúa en dirección a un fin o un “para qué”, pero esta acción no se hace “desde arriba” sino desde y con la base social.
Dentro de este proceso secuencial “conocer-actuar-transformar”, la investigación es tan sólo una parte de la “acción transformadora global”, pero hay que tener en cuenta que se trata ya de una forma de intervención, al sensibilizar a la población sobre sus propios problemas,profundizar en el análisis de su propia situación u organizar y movilizar a los participantes.
Desde la óptica de la IAP, la población es el agente principal de cualquier transformación social y de su activa colaboración dependerá el cambio efectivo de la situación que vive. Esta postura rechaza pues el asistencialismo que impera en la mayor parte de los programas gestionados “desde arriba” por un Estado benefactor, una institución social o un equipo técnico de profesionales. Por tanto, el objeto de estudio o problema a investigar parte del interés de la propia población, colectivo o grupo de personas y no del mero interés personal del investigador.
En consecuencia, se partirá de la propia experiencia de los participantes, de las necesidades o problemas vividos o sentidos. Con esta metodología se trata de explicar, es decir, de entender más y mejor la realidad, de aplicar, o sea de investigar para mejorar la acción y de implicar, esto es, de utilizar la investigación como medio de movilización social. En la IAP, el objeto de estudio tradicional de la investigación social, la población, pasa a ser sujeto que investiga. Esta práctica autorreflexiva se instrumentaliza u operativiza en el
“principio de dialogicidad” de P. Freire, según el cual el investigador y la población establecen una relación de comunicación entre iguales, un diálogo horizontal entre educando y educado, investigador y población basado en la reciprocidad.
La participación de la población, colectivo o grupo puede adoptar dos formas básicas, aunque entre ambos polos se pueden establecer toda una serie de posibilidades según cada situación concreta. Así, puede participar durante todo el proceso, en la selección del problema u objeto de estudio, diseño de la investigación, trabajo de campo, análisis de resultados y diagnóstico
crítico, elaboración de propuestas, debate y toma de decisiones, planificación y ejecución de actividades y evaluación de la acción. O bien de una forma parcial, es decir, participando en algunas de las fases, por ejemplo en el diseño pero no en la realización de la investigación para, una vez obtenidos los resultados, discutir y analizar posibles propuestas de actuación.
La colaboración entre los técnicos y los sectores de base ha de partir de la asunción de un compromiso político-ideológico por parte de los primeros. Este compromiso explícito supone orientar, ayudar, movilizar, sensibilizar en la producción de un conocimiento que ayude a mejorar la propia realidad. Se acaba pues con la pretendida imparcialidad de la ciencia, o su falta de intencionalidad, siempre se produce un saber para alguien y/o para algo.

Por último es conveniente señalar que la IAP no es una metodología de investigación exclusiva, ya que no es la única forma de alcanzar del desarrollo político, económico, social y cultural de una comunidad, ni excluyente, dado que no sustituye a otras técnicas de investigación y análisis de la realidad. Su aplicación dependerá de las posibilidades, necesidades y recursos con los que nos encontramos en cada situación concreta. No obstante, hay que recordar que la IAP sólo
puede ser aplicada en ámbitos reducidos, tales como un barrio, organización, distrito, comunidad rural, etc., a fin de que la participación sea realmente efectiva y la población llegue a tomar las riendas del proceso de transformación.
Los elementos definitorios o “ideas fuerza” de un proceso participativo son:
Conocimiento. La IAP supone un re-conocimiento de uno mismo, de otras personas o
grupos, del entorno y del mundo. Es un proceso de reencuadre que permite analizar la
historia desde otro punto de vista y analizar aspectos tales como a quién beneficia una determinada situación, a quiénes les ha interesado mantenerla o cómo construimos la situación desde nuestro lenguaje. Asimismo es un proceso de redefinición que ayuda a definir lo que se quiere cambiar y de reidentificación, ya que mediante el mismo facilitamos que las personas y los grupos encuentren sus potencialidades y las de los demás para trabajar sobre ellas.
Formación. Se parte de la idea de que cada vez que tengamos un nuevo conocimiento sobre una situación, hemos de reflexionar sobre si se ha creado un nuevo espacio para que las demás personas también lo tengan. Preguntas tales como ¿avanzamos todos al mismo ritmo?, ¿tenemos todos posibilidad de participar si queremos hacerlo?, se deben abrir en este proceso si queremos que se den la participación y el cambio.
Es evidente que la IAP constituye un proceso formativo en diferentes niveles: el de las técnicas aprendidas y aplicadas, el de las vivencias, la historia, la experiencia puesta en común y expresada, el de las actitudes, las motivaciones, las responsabilidades y cómo nos enriquecemos todos con ellas, el de las capacidades en el trabajo en equipo y la organización, el de los conceptos, investigación, acción y participación.
Conciencia. Es un proceso de toma de conciencia y sensibilización que posibilita la
corresponsabilidad y la implicación en los procesos y el establecimiento de objetivos.
Comunicación. A lo largo del proceso buscamos terrenos comunes de comunicación para
acercarnos a los códigos lingüísticos de otros grupos y aprender a escuchar y a expresar. Esto nos abre a la posibilidad de establecer relaciones entre grupos de carácter más complejo que las puramente bilaterales entre dos sujetos. Sin duda, implica la difusión y socialización del conocimiento, la información sobre los recursos existentes y el acceso a ellos.
Mediación. Poner en marcha un proceso de este tipo es adentrarse en un trabajo de
mediación, ya que se necesita identificar actores, colectivos e intereses y buscar los elementos de compatibilidad entre ellos; identificar necesidades de la base social, los nudos
de las redes, los comunicadores y los mediadores informales y tener reconocimiento de
todas las partes que pone en relación el proceso
Proximidad. La IAP necesita desenvolverse en espacios abarcables. Para poder conectar con la gente, sus problemas e inquietudes y canalizar propuestas de intervención comunitaria implicando a la base social es necesaria una estrategia a través del trabajo de calle, el uso del lenguaje cotidiano, el uso de los códigos y símbolos de una comunidad y cierto dominio de los valores que circulan por la red social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada